En algún rincón
Cafe Quijano

Sé que puede ser mucho pedir
hablar de amor sin que se rían de ti;
sé que en el rincón de una pared
hay más de un lugar para pensar;
sé que en la pared de algún lugar
alguien dibujó su nombre por amor,
yo no sé quién fue, cualquiera pudo ser.

Nadie, nadie, nadie debe esconder
el nombre que dejó escrito en la pared,
nunca, nunca, nunca niegues que una vez
pintaste en un papel su cara sin saber
que ella dibujaba grandes corazones
en una pared, en algún rincón,
que ella no pensaba más que en
ser amada
por ilusión escrita en un papel.

Sé que desde ayer me he vuelto a creer
que en un papel, que en un rincón
o una pared
puedo encontrar el corazón de una mujer
que me busca, me desea, que se muere
por querer.

Qué importan los necios que no sienten,
qué importa, qué cuenta la risa de esa
gente
si yo te quiero, si en un dibujo yo
sé quién eres.

Nadie, nadie, nadie debe esconder
el nombre que dejó escrito en la pared,
nunca, nunca, nunca niegues que una vez
pintaste en un papel su cara sin saber
que ella dibujaba grandes corazones
en una pared, en algún rincón,
que ella no pensaba más que en
ser amada
por una ilusión escrita en un papel.