Ay de Mi, Ay de Ti
Ella Baila Sola

Y yo que estaba de vuelta
de todas las idas
con el alma herida,
te quiero, ya ves.
Seré lo que tú prefieras,
tu luz o tu sombra
o acaso una alfombra
besando tus pies.

Ay de ti, ay de mí,
ni tú ni yo somos culpables,
infelices, locos
que caímos en este amor
que es un error imperdonable
ay de tí, ay de mí.

Y tú que siempre decías
ser inteligente
no como esa gente
que muere de amor.
Así sabrás que la rosa
es rosa por bella
y no porque ella
respire una flor.

Ay de ti, ay de mí,
ni tú ni yo somos culpables,
infelices, locos
que caímos en este amor
que es un error imperdonable
ay de tí, ay de mí.

La vida es la consentida,
feroz dictadura
de una criatura
que juega a mandar.
Ni tú ni yo somos nadie,
ni hacemos historia
pues somos la escoria
que aún puede quemar.

Ay de ti, ay de mí,
ni tú ni yo somos culpables,
infelices, locos
que caímos en este amor
que es un error imperdonable
ay de tí, ay de mí.