De Profesión "Parao"
Jose Luis Perales

Era de la noche una sombra más,
era el vagabundo de la calle,
era el confidente fiel
de un viejo farol,
dueño de la gran ciudad,
soñador con aire burlón,
furtivo cazador
de estrellas al amanecer,
altivo como un rey
silbando una canción de amor.

Nadie supo nunca su verdad,
era simplemente un peatón
de Sol hasta Callao
y eterno paseante de Madrid,
de aspecto "desgarbao"
y duende silencioso de la calle,
bufón de la mañana hasta la tarde,
de profesión "parao".

Era de la escarcha un amigo más,
juntos compartieron las aceras,
juntos una noche más fueron a dormir
bajo un cielo de papel
a la tibia luz del farol.

Sospecho que se fue
buscando algún lugar al sol,
me dicen que murió
silbando una canción de amor.
Nadie supo nunca...